Cronicas de un pasado olvidado

Ir abajo

Cronicas de un pasado olvidado

Mensaje  matrixo el Miér Sep 14, 2016 2:14 am

“Saludos , Amada
Te escribo como de costumbre para recordarte que en seis días más emprenderé mi viaje de vuelta a Lunargenta, así como para también decirte que te tengo una grata sorpresa, te la revelaría por este medio, pero deseo ver tu cara de felicidad al momento recibirla. No te hagas ilusiones; no es otra de tus novelas que tanto disfrutas leer, es algo mas especial.
Pasare los siguientes dias descansando y terminando mi informe en Tranquillem, así que esperare tu respuesta antes de retomar mi rumbo de vuelta. También cabe mencionar que lamentablemente no pude conseguir los libros que necesitamos para nuestra investigación, de seguro habrá otra forma de poder llevarla a cabo, pues no dejare que esta desilusión abrume nuestros planes.
Muero de ganas de volver a verte a ver, de ver a nuestro hijo y poder desvelarme contigo resolviendo banales conjuros ilusorios. Me despido con una gran dicha de haber pensado en ti.

                                                                            Nordiael alba dorada”




                               Carta de respuesta

“Mi estimado, espero que esta carta llegue a tiempo y que no interfiera en tus planes. Déjame decirte que me tienes en ascuas sobre lo de la sorpresa, ¿Qué podría ser? Sinceramente no creo  que haya mejor regalo que las novelas humanas de Dalaran, así que supongo que me tienes algo realmente inusual. El pequeño Althoril está expectante, no deja de contar las hojas de los arboles que caen al suelo esperando tu llegada; y sobre lo de los libros, no te preocupes, como tu dices, de seguro que habrán otras formas de reemplazarlos. Espero que no tengas problemas en lo que queda de tu viaje, he escuchado que últimamente rondan varias bandas de bandidos esperando asaltar acomodados carruajes, por lo que espero que no llames mucho la atención, aunque estoy segura de que puedes defenderte bien, mas vale prevenir.
He de comentarte, que la esquirla de magia arcana que dejamos “destilando” ya ha dado frutos…o eso creo, se ha cristalizado y ahora parece una especie de espejo, no he querido seguir experimentando en tu ausencia ya que se lo mucho que te apasiona trabajar en estas cosas.
Me despido, sin antes mencionar que yo también te tengo una sorpresa, quería esperar a que llegaras pero no me puedo aguantar las ganas de decírtelo, ¡estoy embarazada!, espero que estas noticias alegren inconmensurablemente los soles que quedan de tu travesía. Nuevamente, me despido.”

matrixo
Oficial
Oficial

Mensajes : 6
Fecha de inscripción : 31/05/2016

Volver arriba Ir abajo

Crónicas de un pasado olvidado, Continuación (2)

Mensaje  matrixo el Jue Sep 22, 2016 12:23 am

Segunda publicacion Semanal, si de ser posible, escuchar con esta cancion de fondo https://www.youtube.com/watch?v=3cZNWZiDwJg


Nordiael, una vez llegado a Lunargenta, se dirijo al mercado, compro las mejoras frutas que pudo encontrar, y se encamino hacia su hogar, el cual quedaba en un sector humilde de la ciudad, en el segundo piso de un edificio olvidado. Este se encontraba muy entusiasmado, pues ansiaba volver a ver a su familia después de estar tiempo lejos de esta, y el hecho de que su amada le confesara que esperaba a un hijo, no ayudo mucho a que le bajara la emoción de volver a ver a Theria.
Theria, Quizá la única persona que, junto con su hijo,  Nordiael había llegado a amar con todas sus fuerzas. A su lado, los hechizos que conjuraba se tornaban de colores que ni siquiera existían, las palabras que salían de su boca, al hablar con ella, representaban la felicidad pura, incluso la realidad misma parecía ir más despacio cada vez que estos se besaban y compartían su calor en la cama.
Al llegar a su morada, Theria lo esperaba sentada en un cómodo mueble, leyendo junto a un fuego invocado.
-¡Amor!, ya era hora.- Le dice esta al verlo entrar
Nordiael, sin cerrar la puerta, se dirige rápidamente hacia Theria para manifestarle todo su amor almacenado durante semanas, toda su emoción y felicidad en un delicado ritual de afecto. Theria reconoce las intenciones del recién llegado y se levanta, algo torpe, hacia los brazos extendidos de Nordiael, los cuales se cierran al entrar en contacto con el cuerpo de ella, para luego separarse y dar lugar a un beso digno de unos enamorados mágicos
-Disculpa por el retraso, pero pase al mercado a comprar frutas- Decía Nordiael, mientras mostraba su reciente compra –No quería llegar con las manos vacías, al menos hablando de comida…-
-Siempre tan considerado- Responde Theria con humor, y seguido, se dispone a encaminarse hacia la cocina, -Ponte cómodo, te traeré algo para que comas, imagino que debes estar hambriento- .
Sonriendo de mejilla a mejilla, Nordiael se sienta, y al mismo tiempo, cierra la puerta liberando un poco de su maná, –No es necesario, comí unos buñuelos antes de llegar… ¿y Althoril?-.
-Durmiendo, hace unos minutos llego de jugar en la plaza que queda aquí cerca- A la vez que ignoro la respuesta de Nordiael y siguió preparando un sencillo alimento.
-Ya veo- Respondió él, inclinando la cabeza hacia el costado, -Es agradable estar de vuelta-
-Ciertamente lo es, ¿Y que es esa sorpresa que dijiste que me tenías?-
-Ah, por poco creí que lo habías olvidado-
-¡Si me tuviste en espera durante más de una semana!-
-Entonces tuviste harto tiempo para pensar en lo que podría ser- Mientras sacaba de sus prendas una pequeña gema. –Mira, ven a ver-
Theria, con una dócil delicia de arándano, se encamina hacia donde esta sentado Nordiael, y al ver la gema…
-Ay, amor mío, no debiste, aunque esto no supera a las novelas Dalarianas-
-Observa con atención, no es una gema cualquiera-
-¿Ah no?- A la vez en que ella agudizaba su vista en la gema- ¿Acaso…es….?-
-Precisamente-respondió el elfo, mientras la cara de Theria se transformaba en un rostro de emoción descontrolado
-¡Nordi! ¡La encontraste!, ¡¿Cómo?!- respondió ella, al instante en que botaba al suelo su última creación y se echaba encima de Nordiael
-No me fue para nada sencillo- Contesto este,  mientras ponía en seguro la gema y caía en un sillón con Theria a sus brazos –cuidado, no queras romperla-
-¡La tenemos! ¡la tenemos!, ¡con esto no necesitaremos los libros de Lustro!, decía la elfa mientras restregaba su cara por el pecho de su amado. -¡Que felicidad!-
-Si,- Sonrió Nordiael -¡Que felicidad!-

matrixo
Oficial
Oficial

Mensajes : 6
Fecha de inscripción : 31/05/2016

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.