Lairwyn Canción del Alba

Ir abajo

Lairwyn Canción del Alba

Mensaje  Lairwyn el Jue Ago 13, 2015 9:33 pm

-Nombre: Lairwyn Canción del Alba
-Raza: Elfa de Sangre
-Clase: Pícara
-Edad: 137
-Lugar de nacimiento: Tranquillien, Quel'thalas
-Alineamiento: Neutral caótico

Apariencia: Alta, de contextura delgada pero a la vez atlética, como corresponde a cualquier sin'dorei que haya pasado por el entrenamiento de foresta. Tiene el cabello castaño oscuro, siempre recogido en un cómodo y a la vez elegante rodete. De mirada centrada, segura y desafiante, labios cuidadosamente pintados que rara vez esbozan una sonrisa y uñas carmesí perfectamente esculpidas, es fácil saber que pone mucho empeño en su aspecto personal. Le gustan los aros grandes y siempre lleva unas enormes argollas doradas en las orejas.

Personalidad: Dueña de un mal carácter, Lairwyn es decidida, desafiante, ambiciosa y por sobre todas las cosas, egocéntrica. No es alguien de muchas palabras, una mirada le basta para expresarse, a veces un golpe, a veces una puñalada... Su ambición sin límites le lleva a sacar provecho de cualquier situación, por mínima que sea, en especial si hay delicadas joyas de por medio. Orgullosa como toda buena sin'dorei y dueña de una vanidad excepcional, es normal verla maquillándose o limándose las uñas, el trabajo sucio no es una excusa para estar desarreglada.

Historia: Nacida en el seno de una familia de comerciantes, Lairwyn fue criada con todo el lujo que se pueda esperar de una familia en tal posición, pero para ella nunca fue suficiente, las joyas y vestidos no alcanzaban para llenar su ego, así que decidió enlistarse en el cuerpo de forestales y conseguir la gloria y el renombre de los grandes generales.

Su decisión y ambición hicieron que escalara rápidamente los primeros rangos, pero pese a sus excelentes habilidades no obtenía más que alguna carta de felicitación y unas palabras de sus superiores, lo cual la molestaba e incluso la enfurecía. Fue poco después de ser nombrada capitana de un escuadrón que la enviaron en una misión de escolta a Lunargenta, el camino era seguro pero al parecer el cargamento era demasiado valioso, pertenecía a la asociación de arqueólogos conocida como El Relicario.

Al llegar al edificio de la asociación no pudo ignorar el lujo y la exquisita decoración del lugar, ¿realmente esa gente se la pasaba excavando en busca de basura antigua?. Cuando sus forestales se fueron se acercó a un magistrix y le preguntó al respecto, este le comento sobre los valiosos tesoros y grandes descubrimientos del Relicario, de la fama de sus exploradores y de las excelentes ganancias. Lairwyn desertó de los forestales ese mismo día y acogió los ideales de esta interesante organización.

Le mintieron rotundamente, no hacía más que espantar enanos mientras los excavadores hacían lo suyo para que luego dos o tres holgazanes magisteres que no hacían más que hablar animadamente a la sombra se llevaran el crédito. No había fama, no había gloria ni buena paga. Si quería algo debía hacerlo ella misma, así fue como decidió desertar del Relicario, no sin antes llevarse una jugosa cantidad de valiosos artefactos, dejando atrás un lindo par de cadáveres: si quería respeto y reconocimiento lo lograría como mercenaria.

Imagen del personaje:

Spoiler:



Lairwyn
Miembro
Miembro

Mensajes : 1
Fecha de inscripción : 13/08/2015

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.