Ofiria - Ophelia Von Rozenblau

Ir abajo

Ofiria - Ophelia Von Rozenblau

Mensaje  Rillian el Lun Sep 28, 2015 4:30 pm

Nombre Completo: Ofiria
No-Muerta - Bruja/Boticaria
Edad: 68 años al momento de fallecer.

Lugar de Nacimiento: Stratholme
Alineamiento: Neutral Malvada

Apariencia: Como no-muerta que es, con un par de años en descomposición, el cuerpo de la bruja es el de una humana enclenque, cuya piel prácticamente ha desaparecido, dejando a la vista gran parte de su esqueleto. La poca piel que le queda posee una tonalidad pálida, y algo chamuscada en ciertas partes, principalmente sus dedos.
Su rostro denota que en algún momento tuvo algunas arrugas, pero sobresale más su mandíbula quemada. Su cabello es bastante similar a la paja, tanto en color como en textura, bastante descuidado, algo corto y levantado en la parte de atrás.
Viste comúnmente una túnica raída, cuyas mangas parecen haber sufrido con el fuego, acompañada de cierto olor a azufre. Por otra parte, porta una gran guadaña desafilada y un tanto oxidada, la cual ha sido trabajada para canalizar los poderes del vacío. Más allá de eso, quizás se la vea cubriéndose con una capa negra cuando no quiera que se la reconozca. Siempre lleva consigo una mochila repleta de viales y elementos de alquimia, además de un anillo de cobre colgando de una cadena maltrecha.

Personalidad: Lúgubre y taciturna, la bruja no es alguien que veras cantar alegremente en un campo de flores. Suele ser sarcástica y cruel con quienes trata, además no no desarrollar relaciones estrechas con nadie. Le gusta observar el sufrimiento ajeno, indiferentemente si sea alguien de "su bando" o un enemigo.
Enigmática en su forma de manejarse, es altamente recelosa de su lugar de trabajo, donde no permite que nadie ingrese. Habla poco de su vida, aunque destaca su particular odio hacia las parejas jóvenes y felices.

Historia:
Nacida en Stratholme, Ophelia Von Rozenblau era la hija menor de 4. A pesar de ser campesinos, la menor se comenzó a inmiscuirse en las tareas de un curandero, quien terminó tomándola como aprendiz cuando esta cumpliera 10 años. Y si bien aquel curandero intentaba instruirla como un ser benevolente, preocupada por la salud de los otros, la niña prefería más analizar los brebajes y crear pociones de todo tipo. Varios años después, ya convertida en una mujer, Ophelia se casó con el hijo del curandero, Hadaron Deathless, un cultivador de hierbas medicinales que no había heredado el deseo de su padre por la vida de los otros.
La ahora señora Deathless a pesar de no mostrar mucho afecto hacia los demás, parecía estar completamente enamorada de su esposo, por quien profesaba un cariño casi obsesivo para algunos. Este por su parte, no correspondía a su mujer, a quien engañaba recurrentemente con tanta moza se encontrase. Cuando Ophelia descubrió lo que su esposó hacía, elaboró un plan para asesinarlo a él y a la mujerzuela con la que estuviera en aquel momento. Lentamente lo fue envenenando, además de que mientras limpiaba sus ropas iba ungiéndolas en diferentes polvos tóxicos, que harían que con el contacto prolongado también fueran peligrosos para la vida.
Al poco tiempo de que aquel plan comenzará se encontró el cuerpo de Hadaron junto a una joven de 16 años quien se había acostado con él a cambio de dinero. Todos atribuyeron aquello a un castigo casi divino por la injuria contra la pobre esposa del campesino quien lloró falsamente durante meses antes de irse definitivamente de aquel lugar.
A la edad de 26 años, sin esposo, sin familia, sin hijos, sin conocidos, la ahora alquimista se mudó a las afueras de la capital de Lordaeron, donde se dedicó a la venta de pócimas, tanto aquellas para restaurar la salud como para deteriorarla. Fue en aquel momento que estableció una relación casi de camaradería con un mago quisquilloso, bastante anciano, el cual le enseñó como pudo la manipulación del fuego a su "alumna". Este anciano murió cuando ya le había enseñado todo lo que estaba a su alcance, dejándole como herencia las pocas pertenencias que tenía.
Nuevamente sola en el mundo, la ermitaña se encerró en su hogar, de donde apenas salía. Liberada del resto del mundo, se enfocó en torcer sus habilidades, experimentando con venenos altamente letales y torciendo sus habilidades mágicas en otras más viles. Durante aquello, casi sin darse cuenta, a la edad de 68 años, falleció tras ingerir el trigo contaminado por la Plaga.
Como no-muerta, sirvió a Arthas hasta que fue liberada del control de este. Una vez Sylvanas comenzó su lucha contra el mismo, la renegada se unió a sus filas más por un deseo de venganza que por lealtad misma. Cuando le preguntaron por el nombre que ella poseía, recordó gran parte de las traiciones que sufrió en vida, sumado a que como su mandíbula estaba quemada se le complicaba articular bien las palabras, se refirió a si misma como "Ofiria". Con aquel nombre se la conoce desde hoy en día, quien perfecciona su arte en las pociones además de seguir metiéndose en lo que el común denominador llamaría brujería, enfocada en la destrucción.

Imagen del Personaje:
Spoiler:

Imagen por Atryl

_________________

Tota vita nihil aliud quam ad mortem iter est
avatar
Rillian
Jefaza
Jefaza

Mensajes : 35
Fecha de inscripción : 22/05/2015
Lugar de Nacimiento : Aldea Brisapura

http://ladagaobsidiana.foroargentina.net

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.