Mirray Bloodrain

Ir abajo

Mirray Bloodrain

Mensaje  Kenta el Vie Oct 02, 2015 12:48 am

"IMAGEN DEL PERSONAJE"
IMAGEN:

"NOMBRE COMPLETO"
Mirray Bloodrain

"RAZA"
Blood Elf

"CLASE"
Death Knight

"EDAD"
215

"LUGAR DE NACIMIENTO"
Nacida en la Ciudad de Lunargenta

"ALINEMIENTO"
Caótico Neutral

"APARIENCIA"
Si hay un rasgo destacable de esta elfa es su belleza. Desde niña, su cutis de un perfecto color nieve solo escapaba a la atención de los demás cuando se perdían en sus profundos ojos perlados. El paso del tiempo solo acrecentó su belleza, poblando de perfectas sinuosidades su piel suave como la seda extendiendo su cabellera color oro hasta la altura de los omóplatos.

"PERSONALIDAD"
Conciente de su belleza, desde una corta edad Mirray utilizó a todos a su alrededor como sus esclavos, siempre esforzándose por tener que hacer lo menos posible. Lo más importante en su vida es mantener dicha belleza y todo aquel que atente en su contra pagará las consecuencias, ya ha pasado.

"HISTORIA"
Mirray Bloodrain nació en una familia adinerada de Lunargenta, siempre mimada por sus padres, su destellante hija única. Desde pequeña aprendió a persuadir y manejar a las personas a su antojo gracias a su abundante belleza y no tardó en conseguir su propio séquito de admiradores, como así, las miradas de odio de sus compañeras. Al crecer, solo fue rodeada de abundancia y buena vida, ya no por sus padres, sino por sus admiradores que hacian todo lo que ella quisiera. Cierto día, otra elfa despechada se le acercó mientras dormía, la secuestró y una vez en su posada despellejó su cara y varias partes de su cuerpo. La Bloodrain consiguió escapar de la muerte pero su rostro quedó totalmente desfigurado. Horrorizada por su nuevo aspecto, la thalasiana se alejó de Lunargenta solo para dar fin a su vida en el lugar más recóndito que pudo encontrar, para su mala fortuna, al día siguiente fue revivida como Caballero de la Muerte por el Rey Exánime. Sirvió al mismo hasta recobrar su conciencia, punto en el que dejó la Espada de Ébano y viajó nuevamente a Lunargenta, donde llevó a cabo su venganza.

"Sangre por Sangre"

Tal vez fuera por su deseo de recobrar su belleza de antaño o solo por mera buena suerte, cada vez que la Elfa bañaba su espada en la sangre de sus enemigos una parte de su rostro volvía a ser parte de ella, se volvía parte de aquel rostro frío e inmortal que nunca envejecería.  

Kenta
Miembro
Miembro

Mensajes : 1
Fecha de inscripción : 30/06/2015

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.