Una vida a la mitad.........

Ir abajo

Una vida a la mitad.........

Mensaje  Esquizofrenia el Mar Mayo 31, 2016 10:59 pm

"Ni vivo, ni muerto, es como estar atrapado en la mitad del camino”


El pasado de Gultrhork, además de trágico es incierto, aunque no del todo, algo que es completamente seguro es que en su vida pasada fue un chamán al servicio del ejército de Garrosh, durante la campaña contra el Rey Lich en Rasganorte, fiel siempre ante los ideales de la Horda, peleo valientemente contra la plaga durante un largo tiempo ganando numerosas victorias para la Horda, sin embargo, su valentía y la fuerza de los elementos no fueron suficientes para permitirle sobrevivir, mientras él y un grupo de soldados fueron atacados repentinamente por la plaga durante una misión en Corona de hielo, el ataque sorpresa provoco que  muchos de sus compañeros murieran en el acto, los guerreros sobrevivientes y que permanecían en un combate aguerrido creyeron que el orco también había muerto, pero al ser forzados a huir para salvar sus vidas, no se dieron cuenta de que Gultrhork aún seguía vivo, aunque agonizante debido a las heridas en su cuerpo, fue abandonado por completo en aquel paramo helado, con la muerte que se cernía sobre él, daba la impresión de que era el fin para aquel orco que respiraba con esfuerzo y sostenía un amuleto que colgaba de su cinturón débil mano.

Aquel doloroso letargo parecía hacerse eterno, no esto sobre una especie de altar de piedra, en donde su cuerpo comenzó a ser profanado, a pesar de estar completamente incapacitado, en ese momento, percibió con la mayor de las claridades como su alma estaba siendo torturada con el propósito de doblegarla, susurros oscuros comenzaron a inundar su mente y un frio sentimientquería morir, pero sabía que sus compañeros le habían dejado atrás, tan solo le quedaba esperar un final digno, como todo un orco, sin embargo, su pensamiento fue cortado cuando sintió como su cuerpo fue levantado y comenzó a ser transportado hacia algún lugar de Corona de hielo por los mismos miembros de la plaga que le habían atacado anteriormente, a pesar de estar consiente se encontraba atontado y confundido por la pérdida de sangre, por lo que no pudo saber con certeza hacia dónde es que le llevaban. Los no muertos habían llegado a una especie de recinto, dentro del lugar, apenas y pudo sentir como fue despojado de su armadura y fue puo de amargura lleno por completo  su corazón, anteriormente había escuchado historias  sobre lo que la plaga hacía con los soldados caídos en Rasganorte, no quería creerlo al principio, pero  era obvio lo que sucedía, seria levantado como un campeón de la plaga, estaba siendo levantado como un caballero de la muerte.

Después de varias horas de ritual, todo parecía indicar que el proceso seria completado con éxito, sin embargo, algo comenzó a “frenarlo” (de lo cual los cultores no se dieron cuenta), un fuerte deseo de aferro hacia la vida hizo que el proceso no finalizara como se había previsto, el orco tenía una gran razón que no le permitía abandonar la vida tan fácilmente, su esposa y un hijo que venía en camino, ellos dos eran su todo, la razón  por la cual se negaba a sucumbir ante la muerte y ante aquella corrupción, esto a la larga provocaría un efecto curioso en su cuerpo, (del que más tarde las demás personas y él se darían cuenta), de cualquier forma, ya no había marcha atrás, ahora era un soldado de la plaga sirviendo a un nuevo maestro, sus antiguas pertenencias fueron quemadas frente a sus ojos, aunque en ese momento no produjo algún sentimiento en él, estaba claro que el orco caído en combate había sido transformado en alguien completamente diferente.

El tiempo paso, con su mente completamente en blanco y dominada por la voluntad del Rey Lich, la plaga no tardo en usar a su nuevo soldado, para cumplir con su cometido, con una nueva armadura y blandiendo una enorme hojaruna, lo prepararon para la batalla, siendo enviado con un grupo de caballeros de la muerte y no muertos hacia un asalto furtivo en contra de la cruzada argenta, buscando frenar su avance en nombre del Rey Lich,  a pesar de que los cruzados argenta fueron tomados por sorpresa, la batalla fue rápida aunque brutal para la plaga, los atacantes fueron cayendo uno por uno, sin posibilidad de huida o de si quiera de poder contrarrestar la defensa que impusieron los valientes cruzados, Gultrhork fue de los últimos en caer, el odio y la rabia con la que peleaba en ese momento lo habían convertido en solo una sombra de lo que alguna vez llego a ser, tan solo estaba peleando por pelear, ni siquiera noto que era el último de los “suyos” en combate tan solo buscaba cumplir las ordenes de su nuevo maestro.

Súbitamente de un espadazo fue puesto de rodillas, aunque el ataque lo lastimo, no fue mortal, una vez más había logrado burlar a la muerte, aunque la situación en la que se encontraba era delicada, pensaron en ejecutarlo al instante, la espada que lo había herido iba a ser usada para cortarle la cabeza de un tajo, el ambiente se llenó de tensión y únicamente se escuchaba el sonido del gélido viento soplando y las respiraciones de cada uno de los presentes, sin embargo y repentinamente, el silencio se terminó cuando uno de los cruzados hablo: “ Espera, se me ha ocurrido algo, mantengámoslo con vida, quizá nos sirva para descubrir lo que el Rey Lich está planeando”, los demás cruzados se quedaron pensativos ante el comentario y a pesar  de la duda estuvieron de acuerdo con su compañero, mal herido y con grilletes en pies y manos, fue encerrado en una jaula cual animal, esperando a que los cruzados tomara una decisión de qué hacer con él.

Esquizofrenia
Miembro
Miembro

Mensajes : 1
Fecha de inscripción : 05/03/2016

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.